El día que dejó de nevar en Alaska, Alice Kellen.

by - lunes, enero 25, 2021

 El día que dejó de nevar en Alaska es perfecto para esta temporada del año. Es de esa clase de libros que escogerías para estar acompañado de un café o un chocolate calentito, mientras te arropas en una manta un día de lluvia. Es de esos libros que te transmiten calor a pesar de estar ambientado en uno de los lugares más fríos del mundo.

La historia nos relata el cambio de vida de Heather Green. Por motivos de su pasado, quiere comenzar una vida nueva en el lugar más remoto posible y qué mejor sitio que Alaska. Los inicios, como la mayoría de las cosas de esta vida, son duros, y adaptarse a un pueblo en el que todos se conocen, y ella es una persona totalmente desconocida no será nada fácil. Pero no será tan horrible gracias a la ayuda del husky Caos y Nilak. Aunque este último es verdad que al principio era bastante frio y reservado.

Ambos, y junto a Caos, formarán un trío inolvidable. Caos a pesar de no haber dicho ni una sola palabra en todo el libro, se ha ganado mi corazoncito. Y es que cuando hay animales en una obra, mi devoción por ellos siempre me lleva a sentir ternura y devoción por su personaje. Por otro lado, Heather me ha gustado mucho como protagonista principal. Ese cambio de vida tan drástico ha llevado a que Alice Kellen nos presente un personaje maduro desde el inicio, lo que me ha llevado a disfrutar aun más de la historia. Finalmente, Nilak es un personaje que me ha disgustado y gustado al mismo tiempo. Hasta al final no se puede comprender su comportamiento y eso, a la par que te frusta durante todo el libro, consigue que conectes con él al mismo tiempo.

Alice Kellen, con sus personajes y ambientación, ha conseguido que quiera viajar a Alaska, viva todo el año con nieve, tenga un husky y una cabaña con una chimenea. Poder recorrer parte del Estado mediante sus descripciones es maravilloso. Su escritura es dulce, delicada y entrañable. Mediante sus palabras te atrapa en su mundo y no te gustaría salir de él. Además, este libro tiene algo que en otros no he visto y es que a medida que va sucediendo la historia de Heather y Nilak, observaremos otra paralelamente mediante un diario que escribe otro personaje. Al principio no tienen ningún tipo de relación, pero el plot twist final es lo que da sentido a toda la obra.

En general es un libro que se lee rápido, se disfruta y de los que te gustaría quedarte a vivir en ellos. Para ser el primer libro que leo de la autora, ha sido una bonita experiencia.

(3.5. en realidad)

Si os gustan las novelas románticas, frescas y que te dejan con la boca abierta, El dñia que dejó de nevar en Alaska es la lectura perfecta.

You May Also Like

0 comentarios